16/11/2019 Clarin.com - Nota

Tras la conflictiva ceremonia de 2015
En el Gobierno dicen que habrá traspaso de mando y que se amoldarán a lo que quiera Alberto Fernández
Jazmín Bullorini
El peronismo espera hacer la jura y la entrega del bastón en el Congreso. En Gobierno dicen que no opondrán resistencia.

Clarín Alberto Fernández y Mauricio Macri en la Casa de Gobierno. COMENTARIOS Después del accidentado traspaso de mando de 2015 -cuando la mandataria saliente, Cristina Kirchner , terminó no participando de la ceremonia con su sucesor, Mauricio Macri ​- y el fallido intento de sancionar una ley que regule las transiciones, la duda es cómo será este 10 de diciembre. En el Gobierno de Mauricio Macri aseguran que se amoldarán a lo que el equipo de Alberto Fernández “prefiera ”, mientras en el entorno del presidente electo apuntan que aún no está definido el tema pero que se hará “como corresponda”. La idea del peronismo es que tanto la ceremonia de juramento como la de entrega de los atributos de mando sea en el Congreso , como se hizo durante el kirchnerismo. Recibir newsletter La jura es ante la Asamblea Legislativaporque así lo estipula el artículo 93 de la Constitución. Pero ese punto señala también que el voto se debe hacer “ en manos del presidente del Senado ” y ahí se presenta una primera incógnita. En casi todas las oportunidades anteriores, el juramento lo tomó el vicepresidente saliente. El 2003 fue una excepción porque como Eduardo Duhalde no tenía vice, Néstor Kirchner juró frente al presidente provisional saliente, José Luis Gioja. Pero la pelea de 2015 entre Macri y Cristina -que por conflictos con la transición escaló a la Justicia- abrió un precedente nuevo . La jueza con competencia electoral María Romilda Servini de Cubría hizo lugar a una medida cautelar del macrismo y determinó que a las 0 horas del 10 de diciembre finalizaba el mandato de Fernández de Kirchner, pero que Macri y Gabriela Michetti, serían presidente y vice a partir del momento que juraran. Eso dio pie a la famosa “presidencia” por 12 horas de Federico Pinedo, quienya había asumido como nuevo provisional en el Senado. Finalmente fuePinedo quien le tomó juramentoa Michetti, y ella al presidente Macri. Por eso, la duda es si este año se volverá a la vieja usanza -en ese caso debería ser Michetti quien le tome juramento a los Fernández- o si el peronismo hará uso del fallo de Servini para que sea un dirigente de su color político quien les tome juramento. Quién sería esa persona también es undilema. El 27 de noviembre asumirán los nuevos senadores y se estima que para esa fecha haya información sobre las autoridades de esa Cámara. Hasta ahora, los rumores señalan que la presidencia provisional podría ser para la senadora camporista, Anabel Fernández Sagasti, o para el legislador entrante, Oscar Parrilli. El otro momento de la ceremonia es la entrega del bastón y la banda presidencial. Según pudo saber Clarín por fuentes cercanas tanto al presidente electo como a la futura vice, se hará todo junto en el Congreso. "Le conviene también a Cambiemos porque ahí van a estar todos sus diputados y senadores", analizó un miembro del equipo de la fórmula electa. Desde Cambiemos aseguran que van a hacer lo que Alberto F."prefiera" pero aclaran que "aún no se decidió nada". En el oficialismo creen que la tradición es jurar en el Congreso y hacer el traspaso en la Rosada pero admiten que la definición es del mandatario entrante. "Lo que no nos dejaron hacer a nosotros", aseguran. La cuestión de la entrega de los atributoshabía sido elfoco principal de la pelea entre Cristina y Macri en 2015. Macri quería hacer la jura en el Congreso y que la entrega de los atributos sea en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Decía que así lo estipulaba un artículo de Ceremonial de la Presidencia. Pero Cristina Kirchner, aducía que debía ser en el Congresoy en forma inmediata después de jurar. Sin alcanzar un acuerdo y tras la intervención de la Justicia en el tema, la presidenta decidió no ir. "Damos por concluida esta discusión, la Presidenta de la Nación en estas condiciones no va a concurrir al Congreso", informó el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli. Este año el objetivo es que no haya escándalos de este tipo. Una buena señal en ese sentido fue la foto que se sacaron juntos Macri y Alberto F. después de la elección en la que se comprometieron a una transición en paz. "Alberto va a hacer lo que sea correcto ", aseguran en su entorno. Los asistentes a la ceremonia de transición tampoco están confirmados, aunque se sabe que el uruguayo Tabaré Vázquez será de la partida. Informalmente, el presidente electo también invitó al ex mandatario brasilero, Ignacio Lula Da Silva, recientemente liberado de prisión.

#91846146   Modificada: 16/11/2019 20:13



Acceda a la nota web del medio

  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4 piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550