30/06/2020 Clarín - Nota - Sociedad - Pag. 32

Detuvieron a un jefe de la Policía Federal acusado de exigir una coima en dólares
María Laura Balonga
Es el comisario Damián Merchán, de la división Sustracción de Automotores. También fue arrestado su chofer. Les secuestraron 2.900 dólares y 40.000 pesos.

La maniobra era sencilla. Evitarse problemas con la Policía, aunque no los hubieras causado o no los tuvieras, tenía un costo de 50 mil dólares.
O se pagaba el canon o caía un allanamiento de la Federal en el negocio.
Que diera resultado positivo o no ese operativo dependía también de cuánto estaba dispuesta pagar la víctima, en este caso, el dueño de un desarmadero en Avellaneda.
Pero la maniobra no le salió tan bien ayer al jefe de la división Sustracción de Automotores de la Policía Federal, comisario Damián Merchán (48), y a su chofer, el suboficial Gustavo Catania (51).
Según confiaron fuentes de la investigación a Clarín, “no bien cobraron el segundo pago de la extorsión”, unos 2.900 dólares y 40.000 pesos, aparecieron sus colegas de la Policía Bonaerense y los arrestaron.
El dinero de la coima estaba en poder del jefe Merchán.
Para los investigadores, los dos detenidos, que ayer a la noche durmieron en una dependencia de Quilmes, son la punta de una investigación que promete ir a fondo.
Por lo que se sospecha no serán estos dos policías los únicos con las esposas puestas en lugar de llevarlas en el cinturón en los próximos días.
“Creemos que hay una red detrás de esto, que les cobra a los desarmaderos”, indicaron las fuentes que les secuestraron a los dos policías de la Federal sus celulares, armas reglamentarias y, además del dinero de la coima, un Chevrolet Cobalt gris que pertenece a la división de Sustracción de Automotores que encabezaba el comisario ahora preso.
Todo comenzó cuando el dueño del desarmadero, el mismo que ayer les pagó a los de la Federal parte de la coima en la esquina de Cabildo y Pasaje Aráoz, en Avellaneda, días atrás se presentó ante el fiscal Guillermo Castro, de la UFI N°4 descentralizada del departamento Judicial de Lomas de Zamora, para denunciar que era víctima de una extorsión por parte de policías.
No sólo eso. “Aportó videos a la Justicia donde se veía un primer encuentro con los policías corruptos, como también otro del viernes pasado donde pagó otra cuota de la coima de 500 dólares”, explicaron las fuentes.
Para ese entonces, el fiscal Castro estaba determinado a agarrarlos con las manos en la masa. Así, ordenó fotocopiar todo el dinero que la víctima iba a entregar en el pago de ayer, y le pidió colaboración a la Bonaerense para sellar el arresto con un operativo cerrojo que culminó con la detención de los dos policías: “No se resistieron”.
Y agregaron las fuentes: "El pago de la coima está fotografiado".
Avellaneda parece ser la localidad donde policías arrestan a policías.
No es la primera vez que sucede.
Este caso, en realidad, hace recordar al que ocurrió el 29 de marzo del año pasado, cuando la Federal pescó in fraganti a sus pares de la Bonaerense cobrando una coima en una estación de servicio que está a metros del acceso Sudeste.
La víctima había denunciado ante la fiscal de Avellaneda Soledad Garibaldi que le exigían una extorsión para no armarle una causa por drogas a ella y a su marido.
La funcionaria judicial convocó a la a brigada de Drogas de la Policía Federal Argentina para controlar la entrega de los 170 mil pesos, temiendo que los extorsionadores fueran de la Bonaerense.
El caso terminó, aquella vez, con un tiroteo entre policías de la Federal y la Bonaerense en la estación de servicio Shell del Acceso Sudeste de Avellaneda: el cabo Claudio De Carlo y su compañero, el sargento Sergio Arán (42), arrestaron al capitán Eduardo Franicevich (48) in fraganti, pero el comisario Hernán Martin huyó en un Toyota Etios blanco.
Moriría en su coche tras enfrentarse con los dos agentes de la Policía Federal.

Extorsión. El momento que detienen a Merchán (48), in fraganti. Para los investigadores, forma parte de una red con más personas involucradas.

LA HERMANA DEL HOMBRE QUE MURIÓ ASFIXIADO
Grave denuncia contra agentes tucumanos
La hermana de Walter Nadal (43), el hombre que murió asfixiado durante un operativo policial en San Miguel de Tucumán luego de ser acusado por un presunto robo, en un supuesto caso de violencia institucional, aseguró ayer que su hermano era “hostigado” por la Policía y pidió que aparten de la fuerza a los seis agentes involucrados.
“Queremos que todo esto se esclarezca, más allá de que él haya robado o no, no justificamos la manera. Si alguien está cometiendo un hecho ilícito hay que detenerlo, ponerle las esposas y llevarlo preso”, dijo Norma Nadal, al canal de noticias TN.


#13616967   Modificada: 30/06/2020 02:11 Superficie artículo: 920.37 cm²
Cotización de la nota: $1.150.463
Audiencia: 228.700


  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550